¿Quieres devolver el look Curly a tu cabello…?

 

Si estas cansada de tener que esconder tus rizos en los mas profundo de  tus planchas de pelo, recogidos o fijadores, entra y conoce el Curly Fix de Biosakure, tal vez sea lo que estas esperando…

 

 

Y como siempre que le damos la bienvenida a una nueva marca en el blog, (aunque sé de buena tinta que todas la conocéis muy bien 😛 ), vamos a hacer una pequeña introducción de la marca.

 

BioSakure parte de “Bio” puesto que una de sus creadores; Cris, es bioquímica y Sakure (flor de cerezo) fue idea del otro creador, Luis que lleva más la parte comercial y logística de la empresa, ambos con la férrea idea de crear productos con activos beneficiosos y nada dañinos ni para sus usuarios ni para el planeta que nos acoge.

  • Bio Sakure se sustenta en 2 pilares fundamentales:
  1. Elaboramos todos los productos artesanalmente y siempre empleamos ingredientes naturales de primera calidad, con el objetivo de ofrecer un producto que realmente sirva para lo que fue creado.
  2. Te tratamos de forma cercana y personalizada para intentar hacerte sentir como en casa, porque en Bio Sakure queremos pocas formalidades y centrarnos en lo que de verdad nos preocupa, es decir, en cuidarte.

 

Yo y mis rizos estamos en disputa desde que deje de lado el lado oscuro de los tóxicos, (y antes tampoco es que nos llevaremos a las mil maravillas, para que nos vamos a engañar), un cabello rizado, pero con dificultad para que se marque el rizo de una manera uniforme o bonita, muy fino, con tendencia a la porosidad, seco, frágil, se encrespa solo con ver un secador a kms, con el cuero cabelludo sensible…vamos una joyita, pantene pro V estaba entre yo y paula echevarria pero al final se lo dieron a ella porque a mi no me cuadraba la agenda, *pausa para risas*.

 

Así que biosakure y su Curly Fix tienen una misión titánica conmigo, es por ello que me he tomado mi tiempo para probarlo de una y mil formas y en todas las posiciones como diria maluma.

 

INCI: Aqua, glycerin, theobroma cacao seed butter*, cocos nucifera oil, coco-caprylate, glyceryl stearate, cetearyl alcohol, butyrospermum parkii butter*, potassium palmitoyl hydrolyzed wheat protein, chondrus crispus (carrageenan), parfum, aroma, benzyl alcohol, dehydroacetic acid,benzyl benzoate, coumarin.

* Ingredientes de cultivo ecológico
**Se da naturalmente en los aceites esenciales

Ingredientes de origen natural: 97,6%
Ingredientes de cultivo ecológico: 5,4%

 

Un INCI bastante optimo y aceptable para su función, aunque ya os dejo como adelanto que hablaré sobre las proteínas para el cabello más adelante.

 

La marca destaca:

 

  • Sedosa y esponjosa gracias al musgo de Irlanda y al aceite de coco
  • Fuerte y con brillo por el musgo de Irlanda que contiene minerales como magnesio, calcio y manganeso de zinc. Pero sobre todo porque es rica en polisacáridos como la carragenina
  • Hidratada por las mantecas de cacao bio y karité bio
  • Sin residuos
  • Suelta y con volumen gracias a la mezcla de todos los activos
  • Ya no tendrás el cabello crespo, encrespado o con frizz

 

 

Mi experiencia: 

Empece estrenándome con la marca usando su lemon wave (tras el champú habitual ), gracias a una muestra que amablemente me añadieron al pedido, hidrata intensamente mi cabello, su olor a cítricos es notorio pero a mi me huele al cítrico típico de productos de limpieza del hogar, pero es algo momentáneo tan solo en la aplicación, no lo he probado aun como co-wash, pero me da bastante curiosidad saber como actuaría de sustituto del champú, yo ahora estaba centrada en el curly y no quería mezclar mas historias. Tras unos minutos me lo enjuago y me aplico el curly fix siguiendo los consejos de la marca, en un principio hay que aplicar un poco de más cantidad y tras los usos podemos ir disminuyendo. He esperado a aplicarme tantas veces este producto que por estadística he tenido que dar alguna vez con su dosis adecuada, y lo que puedo añadir es que, al menos en mi caso, es muy fácil fallar con la dosis, a la mínima que me pase de producto se me “engrasa” con facilidad y si no llego a la medida el rizo no me llega a “coger” por así decirlo, eso si, cuando he ajustado bien la dosis, el rizo se queda perfecto, suave, manejable, el curly a diferencia del lemon wave me huele a gloria, es una gozada mientras te lo estas aplicando en el cabello, un aroma dulzón pero nada empalagoso, trabaja muy bien también el encrespado. También queda ver la prueba temida de los cabellos rizados…y al otro día qué eh?! porque yo deje de ver pelis románticas porque me repateaba ver a las actrices levantarse como si hubieran dormido levitando vamos…(y algunas hasta con un maquillador bajo la cama), pues la prueba del siguiente día, al principio como siempre, con ese look super especial de “debo ser sonámbula y por las noches me dedico a meter los dedos en los enchufes”, pero biosakure te indica que debes volver a humedecer el cabello y volverá a recuperar su forma, así que, tal cual lo hice, me pulverice el cabello con un “flus flus” de esos típicos que recicle de otro bote y me lo aplique por todo el cabello, (que mientras lo hacia pensaba a ver cómo me sentaría el método en invierno…), y tras un par de toquecitos, es verdad que el cabello se doma un poco y vuelves a tener unos rizos muy similares a cuando te aplicaste el producto el día anterior. Y junto con todo esto, ahí algo más que tengo que añadir tras tantos usos, y es que, cuando el cabello retiene algo de humedad, el rizo esta genial, no hay encrespamiento, esta suave, todo lo positivo del producto, pero a la que mi cabello pierde esa humedad y se seca un poco ya sea por su condición, por las condiciones climatológicas…etc, todo se desvanece y me quedo con un look que me vais a perdonar pero no se como podría crearos la imagen mental en vuestra cabeza sin usar esta palabra; “perroflauta”. Aun así, es el mejor eco-producto que he usado hasta el momento para mis rizos, pero tal vez debido a mi tipo de cabello pues no consiga reunir todos los requisitos que necesita y se quede “casi” en conseguirlo.

 

De todas maneras seguiré probando, tengo pendiente también el cambio del champú que esa es otra batalla que tengo que lidiar, he pedido el fortitude de la misma marca y algún que otro solido más del que ya os hablare, porque estoy deseando hacer el cambio a ver si con otras combinaciones se conjuga mejor la historia.

 

 

¿Y vosotr@s como lleváis el Curly look de vuestro cabello? 😉