Review peluquería y tratamientos my.organics

 

IMG_4888 (1)

 

 

 

hoy quiero hablaros de mi experiencia en una peluquería My.organics...

 

 

Reconozco que me es difícil resistirme a probar las nuevas peluquerías orgánicas que se me presente la oportunidad. Así que, reserve cita para My.organics, una marca pendiente por descubrir.

 

Nada mas llegar al sitio, la peluquera me atendió de forma muy amable y me informó de que lo primero a realizar seria un diagnóstico de mi cuero cabelludo, algo que vi muy profesional por su parte.

Me enfocaron con una cámara para ver de cerca mi cuero cabelludo y ademas me tomo una muestra de un pelo para analizar el bulbo piloso, era la primera vez que profundizaba tanto en mi cabello.
El folículo piloso es la parte de la piel que da crecimiento al cabello al concentrar células madre. Cada cabello descansa sobre un folículo piloso. Quería comprobar si la renovación de mi cabello era la adecuada o si mostraba alguna deficiencia.

Según su diagnostico, mi cabello se encontraba en buenas condiciones, pero el crecimiento se veía un poco enlentecido.

El cabello crece en ciclos de varias etapas: anágena (crecimiento), catágena (involución) y telógena (descanso). Y si no se encuentra sano, esas etapas se desajustan y afectan a su crecimiento y a la larga a su envejecimiento prematuro en los casos mas extremos.

Ella me recomendó hacer una exfoliación del cuero cabelludo y una vez limpio, aplicarme un tratamiento personalizado.

Como yo iba decidida a conocer la marca, me puse en sus manos y ver qué resultados me aportaba.

Usó el Skin Scalp Purified; Un Peeling enzimático con aceite de Girasol y de Neem cuyas propiedades ayudan a equilibrar y normalizar el cuero cabelludo.

 

 

 

SKIN-SCALP-PURIFIED-500x500Frotó mi cuero cabelludo durante al menos diez minutos sin descanso, al principio la sensación era hasta placentera, pero pasados unos minutos, mi cuero cabelludo empezó a sentir calor y cierta molestia, la cual me duró hasta un poco después de acabar el tratamiento, para mi opinión, se excedió en la aplicación, al menos en mi caso.

No reguló en base a mis necesidades. Si alguna vez os sometéisis a un peeling del cuero cabelludo, a la mínima molestia avisar a la profesional, porque es una zona muy delicada y como todo, cada una es un mundo. Yo iba mentalizada a vivir la experiencia al completo, pero sin duda, una y no más.

Yo solo recomendaría un Peeling en casos de transición de cosmética capilar tóxica a orgánica, hacer un “reseteo profundo” y dejar que penetren los nuevos principios activos de la cosmética orgánica. Si respetas tu cabello con productos orgánicos sin siliconas ni derivados del petróleo, no tendrás el paso de nutrientes obstruido o sucio y con productos tales como el herbal cider de JMO es mas que suficiente.

Tras ello me lavó el cabello con el champú que apreciáisis en la foto, (el cual me traje a casa para seguir con el tratamiento).
Y me aplicó el acondicionador de la misma gama.

El mismo pack de tratamiento iba con un finish de baba de caracol, (sí, como lo leéis) del cual no haré mucha mención, porque no noté nada especial en mi cabello. Es raro el cabello que no sale de la peluquería suave y brillante, pero cuando tienes el primer lavado en casa es cuando se nota si los buenos tratamientos perduran o no, y este ultimo os puedo asegurar que no se notó nada de nada.

El champú recomendado para mi tipo de cabello era de la gama cabello fino, (por ahí ninguna objeción puesto que lo tengo muy fino), con limón, menta y naranja.
Era un champú destinado a cuidar el delicado cabello fino, darle espesor y reforzarlo.

El botecito blanco que veis en la foto me fue dado junto con el champú, puesto que el procedimiento a seguir era llenar un poco menos de la mitad del bote de champú y el resto de agua, agitar y aplicar sobre el cuero cabelludo. Protocolo que yo seguí escrupulosamente durante semanas.

Algo muy útil para repartir el producto y no desperdiciar producto ya que es un champú bastante liquido. Para la poca espuma que hacen (aunque la espuma no sea lo que limpia) los champús orgánicos, el poder aplicarlo de esta manera se agradece y aprecias que no te has dejado ningún hueco sin limpiar.

 

En las primeras aplicaciones, todo estupendo, mi pelo estaba perfectamente limpio, con una suavidad aceptable y el cepillado no era engorroso, (tampoco noté mejoría). Aproximadamente a las tres semanas, empiezo a notar caspa en mi cabello y que cada vez está mas seco y áspero, tirando a estropajo.

Corte el tratamiento de raíz y volví a retomar mi rutina capilar habitual, al cabo de una semana mi cabello volvió a ser el mismo.

Sin duda la “profesional” no tuvo en cuenta todos los aspectos de mi cabello. Nuevamente nos centramos en el cabello y dejamos el cuero cabelludo a un lado. Mi cabello es fino ahí acertó, pero mi cuero cabelludo no pudo seguir recibiendo los aceites esenciales de naranja, menta y limón, puesto que eran mas enfocados para un cuero cabelludo graso.

Desde entonces uso este producto de forma muy esporádica, como limpiador un poco mas profundo en casos concretos, como ayudar a eliminar el cloro tras un día de piscina o playa.

Ante todo debemos prestar atención a nuestro cuero cabelludo, de ahí nuestro cabello toma sus nutrientes, de ahí nace la vida de nuestro cabello. No podemos esperar a que florezcan hermosas flores si no nutrimos y cuidamos como es debido la tierra donde ha de alimentarse.